El camino de un Fanboy hacia la Blackest Night

El camino de un Fanboy hacia la Blackest Night.
Parte 1. Crepúsculo Esmeralda
Argumento: Ron Marz
Dibujo: Bill Willingham, Fred Haynes y Darryl Banks
He de confesar ante toda la comunidad comiquera de La Covacha que, mi afición por Green Lantern comenzó justo con el Boom que VID trajo a México, allá por 1994 ó 1995 (es una lástima que el sistema de fechas que vid usa en sus comics sea una basura, ya que por regla general, NUNCA imprimen la fecha correcta en que un comic sale al mercado, por lo cual, es imposible saber la fecha exacta de publicación de un comic vid), por esas fechas, VID publicó Crepúsculo Esmeralda, un TP que incluye los números 48, 49 y 50 de Green Lantern v3.
En este TP, se nos narra como es que, a consecuencia de la destrucción de Ciudad Costera (hecho ocurrido en el TP Reino de los Supermanes # 3, también publicado por VID), un Hal Jordan visceral pierde por completo el control de sus emociones y por “sus pistolas” trata de recrear su Ciudad Costera, incluida la gente que murió en dicho suceso.
Crea una gran burbuja verde, dentro de la cual se encuentra toda la ciudad, y por supuesto, ¿Qué sería de una ciudad sin su gente? Mamá, Papá, hermanos y hasta a su exnovia regresa a la vida.
Pronto se da cuenta que el poder de un solo anillo es insuficiente para mantener la burbuja (y a todo lo que hay en su interior), pero lo que su nublado juicio le impide ver, es que ha roto “el canon más sagrado” de todo Green Lantern “buscar un beneficio personal”.
Es ahí cuando los Guardianes del Universo se le aparecen a Jordan vía una proyección energetica (adivinaron, de color verde…) y le piden que regrese su anillo, puesto que ha sido expulsado del cuerpo.
Jordan (en lo que recuerdo, es el primer acto de “encabronamiento” que a esas fechas había visto en un superheroe) se rebela contra los Guardianes, y les hace una serie de reclamaciones ante las cuales, los guardianes simplemente no le hacen caso, lo cual ocasiona que Jordan se encabrone aún más de lo que ya estaba y absorbe la proyección energética de los guardianes, y si, se decide a ir al mismísimo “Centro del universo”, a OA, a conseguir todo el poder necesario para convertir en realidad lo que se encuentraba en su burbuja.
Es aquí donde me enganchó el cómic, les decía arriba, el ver como un “heroe” se encabronaba por algo que parecía un reclamo justo, fue en definitiva lo que me atrapo con Green Lantern.
Luego, los siguentes 2 episodios nos narran como a costa de todo, Jordan cruza el espacio, enfrentandose a todo Green Lantern que se le aparezca en el camino. No hace falta decir que los derrotaba a todos y que les quitaba el anillo, dejandolos varados en el espacio, si no muertos (que en Crepúsculo Esmeralda así lo parece, pero ya en el v4 de Green Lantern, no lo parece), totalmente indefensos.
La portada del Green Lantern v3 # 49 nos muestra lo que he estado tratando de reseñarles aquí, la locura que invade a Jordan y el ansia de poder a toda costa, para mí, una de las mejores portadas de DC a la fecha.
Jordan llega por fin a OA, en donde lo espera su mentor, Kilowog, se da la clásica enfrentación y lo vence… Pero las cosas no acaban ahí, no señor… Los Guardianes tienen preparada una “sorpresita” para que lidie contra el “mejor de todos los Green Lanterns”.
Han sacado a Sinestro de su confinamiento en la batería central de poder. Para este momento de la lectura de Crepúsculo Esmeralda, yo no tenía la más mínima idea de quién era “Sinestro”, y en aquel lejano 1994-1995, la internet aún no estaba llena de sitios con información para fanboys, así que, simplemente asimile lo que decian en el comic, que “Sinestro” era el peor enemigo de Jordan.
Se dá una batalla épica entre estos dos, y Jordan hace lo impensable, mata a sangre fría a Sinestro, y lo mejor de todo, sin usar el anillo, a puño limpio y quebrandole el cuello. Ya nada se interpone entre un Hal Jordan devastado por lo que acaba de hacer y la batería central, solo un debil Kilowog, quien es eliminado mediante una descarga del anillo.
El camino esta limpio y despejado para que Jordan absorba el poder de la bateria central de OA, intercambia algunos reproches con los Guardianes, inútiles al fin, ya que no pueden detenerlo.
Entra a la batería y absorbe todo el poder (y una pequeña sorpresilla más, de la que no nos enteraríamos hasta que Geoff Johns se encargó de Green Lantern, 10 años despues de esto), pero no sale como Hal Jordan, sino como una nueva entidad conocida como “Parallax“.
Las consecuencias de la destrucción de la Batería Central son básicamente 2. La extinción del cuerpo de linternas verdes y la muerte de los Guardianes del Universo. Todos excepto uno, Ganteth. Este último Guardian logra rehacer un nuevo anillo, el cual entregará a Kyle Rayner. Este se convertirá en “el portador de la antorcha” y pese a lo que muchos fans digan, en el mejor Green Lantern que ha existido.
La próxima entrega hablaremos del paso de Kyle Rayner como el único Green Lantern del DCU por alrededor de 10 años y del porque ha sido el mejor Green Lantern. Por último, los invito a que pasen a La Covacha.
Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: